Instalaciones solares fotovoltaicas en viviendas donde ya existe conexión a la red eléctrica, con el objetivo de reducir el consumo de energía de la red y ahorrar en la factura de la luz.