Aquí puedes encontrar las preguntas frecuentes que suelen realizar nuestros clientes con sus respectivas respuestas. Si estas no resuelven las dudas que tienes, no dudes en contactar con nosotros llamando al número de teléfono 621 38 84 93, enviando un mensaje mediante la aplicación WhatsApp a este mismo número de teléfono 621 38 84 93 o mandando un correo electrónico a la dirección de Email hola@garate.es.

Icono instalaciones solares fotovoltaicas Energía solar fotovoltaica

¿Qué es la energía solar fotovoltaica?

La energía solar fotovoltaica es aquella que aprovecha la luz del sol para generar energía eléctrica. Los paneles solares fotovoltaicos convierten la luz solar en electricidad mediante un proceso llamado efecto fotoeléctrico.

¿Qué diferencia hay entre las energías solar fotovoltaica y solar térmica?

La energía solar térmica aprovecha el calor de los rayos del sol para calentar agua sanitaria o el circuito de agua de la calefacción. La energía solar fotovoltaica, como hemos comentado anteriormente, convierte la luz de los rayos del sol directamente en energía eléctrica y esa electricidad es la que se aprovecha en el circuito eléctrico de tu casa o tu negocio.

¿Cómo funciona una instalación solar fotovoltaica?

Los paneles solares fotovoltaicos situados en la cubierta del edificio captan la luz solar y la convierten en energía eléctrica de tipo Corriente Continua mediante el comentado efecto fotoeléctrico. Esta energía eléctrica en forma de Corriente Continua se envía por su respectivo cableado a un inversor, el cual convierte la energía eléctrica de Corriente Continua en energía eléctrica de Corriente Alterna. Esta energía ya en forma de Corriente Alterna se envía mediante su respectivo cableado a nuestros electrodomésticos para ser consumida.

¿Qué diferencia hay entre la Potencia Pico Instalada (Wp) y la Potencia Nominal (W)?

La Potencia Pico Instalada (indicada en Wp o kWp) es la potencia máxima en corriente continua que pueden producir los paneles solares fotovoltaicos en condiciones estándar de medida. Estas condiciones estándar de medida se definen cuando los panales solares fotovoltaicos reciben en su superficie 1.000 W/m2 de energía del Sol, para lo cual los paneles deben tener una buena orientación hacia el Sur, buena inclinación y que el cielo esté despejado.

La Potencia Nominal (indicada en W o kW) es la potencia máxima en corriente alterna que puede dar el inversor a su salida para ser consumida por nuestros electrodomésticos y depende de la potencia que llegue a la entrada del inversor desde los paneles solares fotovoltaicos.

Se podría pensar pensar que los paneles van a producir siempre la Potencia Pico Instalada, por ejemplo 10 paneles de 450 Wp producirían 4.500 Wp, por lo que el inversor convertiría esos 4.500 Wp en corriente continua que en teoría llegan a su entrada en 4.500 W en corriente alterna en su salida para ser aprovechados por nuestros electrodomésticos.

Desgraciadamente no es así, ya que siempre hay pérdidas por diferentes motivos: no tenemos una orientación Sur perfecta ni inclinación perfecta en los paneles, el cielo no está despejado completamente, hay pérdidas en el cableado e inversor…

Debido a estas pérdidas esperadas, siempre se instala más Potencia Pico de paneles que la Potencia Nominal del inversor.

¿Qué pasa si produzco más energía eléctrica de la que necesito? ¿Y menos?

Cuando producimos más energía de la que nuestros electrodomésticos consumen, este exceso de energía sobrante se envía a la Red Eléctrica exterior para que otro usuario pueda aprovecharla.

En el caso contrario, cuando producimos menos energía de la que consumen nuestros electrodomésticos, este defecto de energía se toma de la Red Eléctrica exterior.

Existe el caso particular de que nuestra instalación solar fotovoltaica tenga baterías. En este caso, cuando producimos exceso de energía, esta se guarda en las baterías hasta que estas se llenan al 100 % de su capacidad, para después ya empezar a enviar el exceso de energía sobrante a la Red Eléctrica exterior. Y cuando producimos menos energía de la que consumimos, este defecto de energía se toma de la que hemos guardado en las baterías hasta que estas se descargan, para después ya empezar a tomar energía de la Red Eléctrica exterior.

¿Qué pasa con la energía que vierto a la Red Eléctrica exterior? ¿Me pagan?

Como se ha comentado, en nuestra localización podemos verter energía a la Red Eléctrica exterior o tomarla de ella según sea la producción de nuestra instalación solar fotovoltaica o el consumo de nuestros electrodomésticos en determinado momento.

Durante cada hora del mes, nuestra Compañía Distribuidora medirá la cantidad de energía que hemos vertido o tomado de la Red Eléctrica exterior.

Al final del mes, nuestra Compañía Comercializadora con la que tenemos contrato multiplicará los kWh que hemos tomado de la Red Electrica exterior por una determinada cantidad que hemos acordado con ellos, por ejemplo 0,15 €/kWh.

De igual forma, al final del mes, nuestra Compañía Comercializadora con la que tenemos contrato multiplicará los kWh que hemos vertido a la Red Electrica exterior por una determinada cantidad que hemos acordado con ellos, por ejemplo 0,10 €/kWh.

Finalmente, nuestra Compañía Comercializadora restará las cantidades anteriormente calculadas. Si el balance es positivo, nos tocará pagar en nuestra factura por energía consumida en exceso. Si el balance es negativo, no nos tocará pagar en nuestra factura por energía consumida en exceso pero tampoco nos pagarán este balance negativo ni lo podremos descontar de otros términos fijos de nuestra factura eléctrica.

Este sistema de facturación neta está regulado por Ley y se denomina Compensación Simplificada.

¿Y hay alguna manera de aprovechar más el exceso de energía que vierto?

La facturación neta de la Compensación Simplificada comentada anteriormente puede crear situaciones injustas, sobre todo en los meses de verano donde la producción de las instalaciones solares fotovoltaicas es muy alta. Durante estos meses se produce un vertido alto de energía sobrante a la Red Eléctrica exterior, por la que no se recibe compensación económica ni permite reducir los términos fijos de las facturas eléctricas.

Afortunadamente, desde hace ya algún tiempo, la mayoría de Compañías Comercializadoras ofrecen a sus clientes la opción de activar en sus contratos lo que se denomina Batería Virtual con la que sí es posible aprovechar este exceso de energía vertida a la Red Eléctrica exterior.

Al activar la Batería Virtual del contrato, pagando una pequeña cantidad aproximada de 2 € al mes, con el exceso de energía vertido a la red sí se podrán reducir los términos fijos de la factura eléctrica pudiendo llegar esta a ser de 0 €. Además, si aún sobra saldo del balance neto, este se guardará en una Hucha Virtual para reducir las facturas eléctricas posteriores cuando la producción eléctrica de nuestra instalación solar fotovoltaica sea menor.

Además, algunas Compañías Comercializadoras permiten con este exceso reducir el importe de otras facturas de otras localizaciones, siempre que los contratos estén a nombre de la misma persona.

¿Y qué pasa si mi localización no está conectada a la Red Eléctrica exterior?

Cuando la Red Eléctrica exterior no llega a la localización donde está nuestra instalación solar fotovoltaica, se habla de instalaciones aisladas.

En este caso, cuando las condiciones climáticas lo permitan, nuestros paneles solares fotovoltaicos producirán energía para cubrir el consumo de nuestros electrodomésticos y llenar las baterías al 100 % de su capacidad. Llegados a este punto, nuesta instalación solar fotovoltaica se autoregulará para producir solo la cantidad de energía eléctrica que necesitan nuestros electrodomésticos.

Si las condiciones climáticas no permiten producir toda la energía que necesitan nuestros electrodomésticos, se utilizará la energía que hemos guardado en las baterías hasta que estas se descarguen. Llegados a este punto, el sistema hará uso de un generador externo de tipo diesel o gasolina para generar la energía eléctrica que necesitemos.

¿Qué tipos de paneles solares fotovoltaicos existen?

Los paneles solares fotovoltaicos se pueden clasificar en tres grandes grupos:

– Monocristalinos: están fabricados en silicio de alta pureza, lo que les permite ofrecer los índices de eficiencia más altos que existen actualmente en el mercado por encima del 20 % de eficiencia.

– Policristalinos: se fabrican con silicio en bruto sin depurar, por lo que su eficiencia es menor que la de los monocristalinos rondando el 15 % de eficiencia. Además, son más sensibles a la exposición a altas temperaturas.

– Amorfos o de capa fina: se utilizan materiales como el silicio amorfo, el telururo de cadmio o el galio para su fabricación. Con ello se consigue un panel flexible y ligero, pero con una eficiencia reducida cercana al 10 %.

¿Cuánto mide y pesa un panel solar fotovoltaico?

Dependiendo del uso que se va a hacer de los paneles solares fotovoltaicos, hay dos tipos con características diferentes:

– Autoconsumo en viviendas: se utilizan paneles solares fotovoltaicos monocristalicos con medidas menores de 2 m2, en concreto 1.762 mm x 1.134 mm. Su peso suele rondar los 21 Kg y tienen una potencia pico de 450 Wp.

– Autoconsumo en naves industriales: se utilizan paneles solares fotovoltaicos monocristalicos con medidas mayores de 2 m2, en concreto 1.961 mm x 1.134 mm. Su peso suele rondar los 23,5 Kg y tienen una potencia pico de 505 Wp.

En el mercado se pueden encontrar más modelos de paneles solares fotovoltaicos con diferentes medidas, pesos y potencias, pero estos dos tipos anteriores son los más estándar con los que solemos trabajar.

¿Un panel solar fotovoltaico de 505 Wp es más eficiente que uno de 450 Wp?

No, no tiene por qué ser así. Un panel solar fotovoltaico de 505 Wp produce más energía que uno de 450 Wp porque tiene un tamaño mayor, pero la eficiencia puede ser mayor en el de 450 Wp.

Lo importante en los paneles solares fotovoltaicos es tener mayor potencia Wp por cada m2 de superficie del panel, lo que nos indicará cuál es el más eficiente de entre todos ellos.

¿Qué vida útil tiene una instalación solar fotovoltaica?

Las instalaciones solares fotovoltaicas se proyectan para una vida útil de un mínimo de 25 años. Este periodo de tiempo puede ser mayor, ya que ahora se está viendo que las instalaciones solares fotovoltaicas realizadas hace más de dos décadas conservan su capacidad de producción de energía eléctrica de manera óptima con una degradación de los paneles solares fotovoltaicos menor de la calculada en un principio.

En cierta manera se podría decir que, con mayor o menor producción de energía eléctrica, la vida útil de las instalaciones solares fotovoltaicas es infinita siempre que se realice un mantenimiento regular adecuado.

¿Qué mantenimiento hay que hacer a las instalaciones solares fotovoltaicas?

Al no tener partes móviles como sucede por ejemplo en las instalaciones eólicas, las instalaciones solares fotovoltaicas no requieren de un excesivo ni frecuente mantenimiento para mantener su vida útil.

No obstante, es recomendable realizar un mantenimiento anual a toda la instalación solar fotovoltaica durante el que se debe revisar el estado de los paneles solares fotovoltaicos y su limpieza, conexiones eléctricas, cableados y protecciones, además de la estructura y tornillería.

En resumen, aunque la instalaciones solares fotovoltaicas no requieren mucho mantenimiento, este sí que debe ser periódico para garantizar su vida útil programada de al menos 25 años.

¿Hay que pedir permiso de obra al hacer la instalación solar fotovoltaica?

Desde hace ya algún tiempo, las diferentes Comunidades Autónomas eliminaron la obligatoriedad de tener que solicitar permisos de obra a los respectivos Ayuntamientos para realizar instalaciones solares fotovoltaicas de potencia menor donde no es necesario un proyecto, tanto en las instalaciones solares fotovoltaicas de autoconsumo como en las aisladas de la Red Eléctrica exterior.

Eso sí, en lo que respecta a la Comunidad Valenciana sí que es necesario registrar en los respectivos Ayuntamientos una declaración responsable, la cual debe ir acompañada de determinada documentación según las exigencias de cada Ayuntamiento.

¿Es necesario legalizar las instalaciones solares fotovoltaicas?

Sí, toda instalación solar fotovoltaica debe ser legalizada en el Departamento de Industria de la Generalitat Valenciana tras su realización al ser una nueva instalación eléctrica o una modificación de una ya existente. Además, que la instalación esté legalizada es imprescindible para poder acogerse a la Compensación Simplificada y necesario para poder solicitar ayudas y subvenciones posteriormente.

¿Hay que legalizar la ampliación de una instalación solar fotovoltaica existente?

Sí. Las ampliaciones de instalaciones existentes deberán tramitarse como una modificación y, por tanto, darán lugar a una nueva tramitación administrativa en función de la potencia que resulte una vez considerada la ampliación.

¿Existen ayudas y subvenciones a las instalaciones solares fotovoltaicas?

Sí, durante este año 2024 existen diferentes ayudas y subvenciones a la realización de instalaciones solares fotovoltaicas en la Comunidad Valenciana. Eso sí, estas dependen de la población donde se va a realizar, el tipo de localización donde estará la instalación solar fotovoltaica y el beneficiario de la misma.

De manera resumida, estas ayudas y subvenciones se pueden clasificar en tres categorías:

– PRTR (Programa 3 y 4): o Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia (Programa 3 y 4). Depende de la zona clímática donde esté la instalación y de la reducción del consumo de energía primario de fuentes no renovables que se produzca al realizar una instalación solar fotovoltaica. Cubre diferentes porcentajes y cantidades del coste de la instalación solar fotovoltaica, pudiendo llegar hasta el 80% del importe de la misma sin cantidad máxima. Además, es compatible con la Bonificación Fiscal en el IRPF que comentamos a continuación.

– Bonificación Fiscal en el IRPF: entre otras condiciones como que la instalación solar fotovoltaica se realice en una vivienda habitual, también depende de la reducción del consumo de energía primaria no renovable que se produzca en la vivienda tras realizar la instalación solar fotovotaica. La bonificación puede ser por diferentes porcentajes y cantidades, dependiendo de cada caso.

– IBI: determinados Ayuntamientos ofrecen un descuento en la cuota del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) durante varios años al realizar una instalación solar fotovoltaica en la vivienda.

Para acceder a la mayoría de estas ayudas y subvenciones, es recomendable tener el Certificado Energético de la vivienda, tanto antes como después de la realización de la instalación solar fotovoltaica.

¿Cuánto tiempo se tarda en cobrar las ayudas y subvenciones?

Es complicado responder a la pregunta de cuánto tiempo se tarda en cobrar una ayuda o subvención a una instalación solar fotovoltaica realizada en la Comunidad Valenciana, ya que principalmente depende de la Administración que la otorgue: Ayuntamiento, Generalitat Valenciana…

Por otra parte, la celeridad con la que se otorgue una determinada ayuda o subvención a una instalación solar fotovoltaica realizada además va a depender de otros muchos factores: número de solicitudes presentadas por otros ciudadanos, tipo de subvención solicitada, momento en el que se solicita…

En resumen, es imposible responder a esta pregunta de manera generalizada, dependerá de cada caso en particular.

¿El seguro de la casa cubre los daños en mi instalación solar fotovoltaica?

Por lo general, la mayoría de los seguros de hogar cubren los daños sufridos por los paneles solares fotovoltaicos debidos a diferentes causas, como pueden ser las meteorológicas.

No obstante, es recomendable consultar con la Aseguradora donde tengas contratado el seguro de hogar si tu instalación solar fotovoltaica está cubierta con tu póliza actual o si debes ampliar el continente de la misma.

¿Las instalaciones solares fotovoltaicas son rentables?

Sí, las instalaciones solares fotovoltaicas son rentables al tener una larga vida útil, bajo mantenimiento y utilizar combustible gratis para generar energía eléctrica: los rayos del Sol.

El tiempo en el retorno de la inversión depende principalmente del consumo actual de la energía y de las características de la localización donde está la instalación solar fotovoltaica. Una instalación solar fotovoltaica en una localización donde se consume una importante cantidad de energía y que además tiene una buena orientación Sur puede producir un retorno de la inversión (ROI) menor de siete años con facilidad.


Icono Autoconsumo Colectivo Autoconsumo Colectivo

¿Qué es el Autoconsumo Colectivo?

El Autoconsumo Colectivo se produce cuando varios consumidores se unen para compartir la energía que genera una o varias instalaciones solares fotovoltaicas de autoconsumo.

Este Autoconsumo Colectivo podrá estar formado por un único titular con varios puntos de suministro como, por ejemplo, un Ayuntamiento como titular y el propio Ayuntamiento, la biblioteca, el colegio y el polideportivo como puntos de suministro.

¿Qué equipos de medida hay que instalar en un Autoconsumo Colectivo?

Además de los contadores bidireccionales que cada consumidor ya tiene, se debe instalar un contador de generación neta para saber la cantidad de energía neta está produciendo la instalación solar fotovoltaica.

¿Qué tipos de modalidades de Autoconsumo Colectivo existen?

Las modalidades de Autoconsumo Colectivo reguladas que existen son tres:

− Sin excedentes: en ella que no se cede la energía sobrante a la Red Eléctrica exterior.

− Con excedentes acogida a compensación: en ella se cede la energía sobrante a la Red Eléctrica exterior para que después se compense en la factura del consumidor con la energía que este ha tomado de la Red Eléctrica exterior cuando no produce la instalación solar fotovoltaica.

− Con excedentes no acogida a compensación: en ella se cede la energía sobrante a la Red Eléctrica exterior para que sea vendida en el mercado eléctrico.

¿Los consumidores del Autoconsumo Colectivo estarán en la misma modalidad?

Sí, en un Autoconsumo Colectivo es obligatorio que todos los consumidores pertenezcan a la misma modalidad de autoconsumo, ya sea sin excedentes o con excedentes (acogida o no a compensación en este segundo caso).

¿Un consumidor con Bono Social puede pertenecer a un Autoconsumo Colectivo?

Sí, un consumidor que reciba el bono social puede pertenecer a un Autoconsumo Colectivo de una instalación solar fotovoltaica sin que ello afecte a su condición de receptor del bono social.

¿Las instalaciones de Autoconsumo Colectivo deben pedir permisos?

La obligación o no de solicitar permisos de acceso y conexión, avales o garantías depende del tipo de instalación solar fotovoltaica y de la modalidad de Autoconsumo Colectivo:

– Instalaciones sin excedentes: quedan exentas de realizar trámites de acceso y conexión ni presentar avales o garantías, sin importar de qué potencia sean.

– Instalaciones con excedentes de potencia igual o inferior a 15 kW en suelo urbanizado: están exentas de solicitar permisos de acceso y conexión, así como de presentar avales y garantías para la conexión.

– Instalaciones con excedentes de potencia igual o inferior a 15 kW que no cumplan las condiciones de suelo urbanizado y el resto de las instalaciones de potencia igual o inferior a 100 kW: están obligadas a solicitar el permiso de accesos y conexión, pero están exentas de la presentación de avales y garantías.

– Resto de las instalaciones con excedentes: sí deben solicitar permisos de acceso y conexión y también es necesario que realicen la presentación de avales y garantías.

¿Hay que crear una Comunidad Energética para hacer Autoconsumo Colectivo?

No, no es obligatorio crear una Comunidad Energética para hacer Autoconsumo Colectivo.

Para realizar Autoconsumo Colectivo solo hay que llegar a un acuerdo entre los consumidores que deben firmar un ‘Acuerdo de reparto’ en el que se reflejen los coeficientes de reparto de la energía generada por la instalación. Este ‘Acuerdo de reparto’ debe ser firmado por todos los consumidores y remitirse a la compañía distribuidora.

La creación de una Comunidad Energética es voluntaria, la cuál podrá ser representante de los consumidores asociados.

¿Los miembros del Autoconsumo Colectivo deben estar a una distancia máxima?

Los consumidores de un Autoconsumo Colectivo pueden estar a una distancia máxima de 2.000 metros de la instalación solar fotovoltaica generadora de energía.

Esta circunstancia se considera Autoconsumo Colectivo a través de Red y viene regulado por el RD ley 20/2022 del 27 de diciembre, que modifica las condiciones expresadas en el RD 244/2019 anterior.

¿Los miembros del Autoconsumo Colectivo deben tener la misma Comercializadora?

No, no es obligatorio que todos los miembros de un Autoconsumo Colectivo deban pertenecer a una misma compañía Comercializadora. Un consumidor de un Autoconsumo Colectivo mantiene sus derechos como consumidor y puede elegir la compañía Comercializadora que él desee.

En Autoconsumo Colectivo, la compañía Distribuidora leerá el contador de generación neta y aplicará el criterio de reparto que se le haya comunicado. De esta manera, la compañía Distribuidora enviará la medida ya aplicado el autoconsumo a la compañía Comercializadora de cada consumidor para que esta pueda facturar en función de cada contrato de suministro.

¿Qué es el Gestor de Autoconsumo?

El Gestor de Autoconsumo es una figura que actúa como representante de los consumidores asociados en un Autoconsumo Colectivo para la interlocución con los agentes involucrados en este Autoconsumo Colectivo, como las compañías Distribuidoras y Comercializadoras.

El Gestor de Autoconsumo podrá ser cualquier persona física o jurídica que forme parte o no del Autoconsumo Colectivo y será nombrado mediante un acuerdo firmado por todos los consumidores asociados en el Autoconsumo Colectivo.

¿Qué otras figuras pueden existir en un Autoconsumo Colectivo?

Además del comentado Gestor de Autoconsumo, pueden existir las siguientes figuras en un Autoconsumo Colectivo:

– Propietario: es el dueño de la instalación solar fotovoltaica. Por ejemplo, podrá realizar la instalación y acordar su uso por los consumidores, que en el caso más común sería a través del modelo de Empresa de Servicios Energéticos (ESE).

– Productor: solo existe en las instalaciones solares fotovoltaicas con excedentes, tanto acogida como no acogida a compensación. Será el titular de la instalación, por lo que figurará en el Registro de Autoconsumo como tal.

En la modalidad de autoconsumo con excedentes no acogida a compensación, será quien realice la venta y para ello tendrá que estar dado de alta en RAIPEE, recibiendo por tanto el importe de la venta de los excedentes.

– Consumidor: es aquel que dispone de un contrato de suministro de energía eléctrica a través de una Comercializadora con su correspondiente contador individual y CUPS. La instalación de autoconsumo se vinculará a este contrato de acceso y suministro.

¿Con el tiempo pueden unirse o salir consumidores del Autoconsumo Colectivo?

Sí, los consumidores participantes en un Autoconsumo Colectivo podrán darse de baja cuando quieran. También se podrán unir nuevos consumidores a un determinado Autoconsumo Colectivo.

En ambos casos, se deberán comunicar dichos cambios a las compañías Distribuidoras y Comercializadoras.


Icono Comunidades Propietarios Comunidades Propietarios

¿Qué tipos de autoconsumo puede haber en una Comunidad de Propietarios?

Las instalaciones solares fotovoltaicas de autoconsumo en Comunidades de Propietarios pueden ser de cinco tipos:

– Autoconsumo Individual de uso común: se trata de una instalación solar fotovoltaica que se ubica en elementos comunes (cubierta o tejado), cuya energía se destina a los consumos de elementos comunes del edificio (ascensor, luces, piscina, etc.) pero que tiene un único CUPS asociado.

– Autoconsumo Individual de uso privativo: se trata de una instalación solar fotovoltaica que se ubica en elementos comunes (cubierta o tejado), cuya energía se destina a los consumos particulares de un único propietario (solo un CUPS asociado).

– Autoconsumo Colectivo de uso común: se trata de una instalación solar fotovoltaica que se ubica en elementos comunes (cubierta o tejado), cuya energía se destina a los consumos de elementos comunes del edificio (ascensor, luces, piscina, etc.) pero tiene varios CUPS asociados como pueden ser varios portales.

– Autoconsumo Colectivo de uso común y privativo: se trata de una instalación solar fotovoltaica que se ubica en elementos comunes (cubierta o tejado), cuya energía se destina a los consumos de elementos comunes del edificio (ascensor, luces, piscina, etc.) y a consumos particulares de los propietarios (todos o una parte de ellos). Tendrá varios CUPS asociados.

– Autoconsumo Colectivo de uso privativo: se trata de una instalación solar fotovoltaica que se ubica en elementos comunes (cubierta o tejado), cuya energía se destina a los consumos particulares de los propietarios (todos o una parte de ellos). Tendrá varios CUPS asociados.

Hay que tener en cuenta que cada consumidor vendrá identificado por un CUPS. Si se desea realizar un autoconsumo que alimente los usos comunes de una Comunidad de Propietarios con varios CUPS (portal, luces, piscina, etc.), se tendrá que hacer un Autoconsumo Colectivo aunque el titular de todos los contratos de suministro sea la Comunidad de Propietarios.

En una Comunidad de Propietarios, ¿cómo aprobar la instalación de autoconsumo?

La instalación solar fotovoltaica de autoconsumo debe ser aprobada en Junta de Propietarios, tanto si es para uso individual como si es para uso colectivo. También si se va a dedicar a usos comunes o a uso privativo de algunos vecinos.

Las mayorías necesarias para su aprobación quedan reguladas en la Ley 49/1960 de Propiedad Horizontal, en el artículo 17 de donde se establece cuál es la manera correcta de tomar decisiones en la Comunidad de Propietarios:

– Si la instalación solar fotovoltaica de autoconsumo se destinará a uso común y su importe anual no supera 12 mensualidades ordinarias de gastos comunes, será necesario el voto favorable de la mayoría simple de los propietarios que representen a su vez la mayoría simple de las cuotas de participación.

– Si la instalación solar fotovoltaica de autoconsumo se destina a usos comunes o a privativos, o supera el importe de 12 mensualidades ordinarias de gastos comunes, la aprobación requiere de un tercio de los integrantes de la Comunidad de Propietarios, que representen a su vez a un tercio de las cuotas de participación.


Garate - Energías Renovables: Energía Solar Fotovoltaica en Alicante Nosotros

¿Realizáis instalaciones en toda la Comunidad Valenciana?

En estos momentos, realizamos instalaciones solares fotovoltaicas en cualquier localidad de la provincia de Alicante.

También hacemos instalaciones en poblaciones de la zona Sur de la provincia de Valencia.

¿Puedo pedir un estudio energético y presupuesto gratis sin compromiso?

Sí, cuando desees nos puedes solicitar un estudio energético y presupuesto gratuito sin compromiso de tu instalación solar fotovoltaica. Lo puedes hacer llamando al número de teléfono 621 38 84 93, enviando un mensaje mediante la aplicación WhatsApp a este mismo número de teléfono 621 38 84 93 o mandando un correo electrónico a la dirección de Email hola@garate.es.

¿Qué datos necesitáis para realizar el estudio energético y presupuesto?

Intentamos no complicar mucho a las personas que nos solicitan estudios energéticos y presupuestos, por lo que en principio solo necesitamos una factura eléctrica perteneciente a la localización donde se desea realizar la instalación solar fotovoltaica.

Ahí ya aparece el CUPS energético de la instalación, con el que podremos acceder al consumo que ha tenido la localización en el último año al ser Instaladores Autorizados de Baja Tensión pertenecientes a la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones de España (FENIE).

En esa misma factura eléctrica también aparece la dirección física donde se desea realizar la instalación, que nos servirá para calcular las dimensiones de la cubierta donde se colocarían los paneles solares fotovoltaicos.

En principio no sería necesario nada más, con estos datos ya se podría hacer un estudio energético con las necesidades de energía y el dimensionamiento necesario de la instalación solar fotovoltaica, junto al presupuesto de dicha instalación.

¿Cómo calculáis el tamaño de la instalación solar fotovoltaica?

Para el cálculo del dimensionamiento de la instalación solar fotovoltaica, teniendo en cuenta el consumo anual de energía de la localización donde se desea realizar la instalación solar fotovoltaica, realizamos el cálculo del número de paneles solares fotovolvaicos necesarios para producir esa cantidad de energía eléctrica anual.

Este cálculo de la cantidad de paneles solares fotovoltaicos necesarios se hace mediante software y teniendo en cuenta datos como la dimensión de la cubierta, la orientación de la misma respecto a la posición del Sur solar, la inclinación de la misma y los datos históricos de radiación solar recibida en dicha localización en los último años que nos proporciona la plataforma PVGIS de la Unión Europea.

¿Cuándo me enviáis el estudio energético y presupuesto solicitado?

Normalmente tardamos entre tres y cuatro días en preparar y enviar el estudio energético y presupuesto solicitado, dependiendo de la carga de trabajo que tengamos en ese momento.

Los documentos que enviamos incluyen el estudio energético detallado, el presupuesto y las hojas técnicas de los paneles solares fotovoltaicos y del inversor a utilizar en la instalación solar fotovoltaica proyectada.

En algunos casos, cuando hace falta comprobar algunos datos de la localización donde está proyectada la instalación solar fotovoltaica, esta documentación se entrega en persona al cliente realizando además las explicaciones necesarias al mismo.

¿Cuánto tiempo tardáis en realizar la instalación solar fotovoltaica?

Una instalación solar fotovoltaica de tamaño mediano suele estar montada en tres días si todo va según lo proyectado.

Eso sí, el proceso completo de realización de la instalación solar fotovoltaica puede llevar varias semanas si sumamos el tiempo que ocupa la preparación de la documentación y permisos antes de la realización de la instalación solar fotovoltaica, así como el tiempo que ocupa la legalización y solicitud de subvenciones y ayudas después de la realización de la misma.

¿Os encargáis de todos los trámites de la instalación solar fotovoltaica?

Sí, no solo nos encargamos del montaje de la instalación solar fotovoltaica sino que, además, nos ocupamos de todos los trámites que ella conlleva como:

– Solicitud de permisos de obra o declaración responsable.

– Certificado energético antes de la realización de la instalación.

– Preparación del proyecto o de la memoria técnica de la instalación.

– Montaje de la instalación solar fotovoltaica.

– Legalización de la instalación solar fotovoltaica.

– Certificado energético nuevo tras la realización de la instalación.

– Solicitud de las ayudas y subvenciones disponibles en las diferentes Administraciones.

El coste de todos estos trámites ya está incluido en el presupuesto presentado. Instalación llave en mano con todo incluido y sin sorpresas.

¿Qué garantías tienen vuestras instalaciones solares fotovoltaicas?

Todas las instalaciones solares fotovoltaicas tienen las siguientes garantías:

– 25 años en paneles solares fotovoltaicos.

– 10 años en inversores.

– 5 años en el resto de elementos de la instalación solar fotovoltaica.

Las garantías de los paneles solares fotovoltaicos e inversores las tramitamos con los respectivos fabricantes de los equipos a través de nuestro distribuidor de origen alemán, reconocido en el sector europeo de la energía solar fotovoltaica por su solvencia y amplia trayectoria.

¿Quién se encarga del mantenimiento? ¿Lo puedo contratar con vosotros?

Todas las instalaciones solares fotovoltaicas que realizamos llevan incluido en el precio el mantenimiento durante los cinco primeros años tras la puesta en marcha de la instalación. Esto incluye una visita cada año para hacer la revisión de la instalación, donde se realizan los siguientes trabajos:

– Revisión y limpieza de los paneles solares fotovoltaicos.

– Revisión de la estructura portante y anclajes.

– Revisión del cableado y protecciones.

– Revisión del inversor.

Después de estos cinco primeros años, estaremos encantados si deseas seguir realizando el mantenimiento con nosotros.